Cuidado de las Joyas

En Vital Argent encontrarás joyas de plata de ley de 925 milésimas y en acero inoxidable. Muchas de nuestras joyas de plata tienen un baño de rodio o oro de 18kt amarillo o rosa. También disponemos de joyas con circonitas y otros materiales como cuero, caucho o cordón de algodón o nylon que requieren cuidados especiales para que no se estropeen. 

Para garantizar una mejor conservación y durabilidad de tus joyas de plata de ley o acero, te daremos unos consejos muy útiles de cómo cuidar tus joyas y que siempre luzcan como el primer día.

  • Guarda tus joyas de forma individual para evitar rayaduras.

Es muy importante guardar cada joya de forma individual y separada de las demás, evitando así el roce entre ellas y por lo tanto impidiendo que se rayen las unas con las otras. Es muy usual guardar todas nuestras joyas juntas dentro de un joyero, sin embargo esta práctica no es la más aconsejable si lo que pretendemos es que mantengan siempre su brillo inicial. Además, mezclando todas nuestras joyas en el joyero lo más probable es que las cadenas de los collares acaben enredadas las unas con las otras y las piedras se puedan estropear. Por lo tanto, recomendamos guardar las joyas de forma individual, a ser posible dentro de algún tejido suave o dentro de su cajita original o, por lo menos, guardar las joyas de forma organizada dentro de los compartimentos de nuestro joyero.

También es importante que mantengas tus joyas alejadas de cambios bruscos de temperatura, así evitarás que tus joyas de plata se oscurezcan. 

  • Evita perfumes, cremas y otros productos químicos. 

Las joyas y los productos químicos no se llevan bien. Intenta que tus joyas tengan el mínimo contacto con perfumes, cremas y otros productos químicos (como los utilizados para la limpieza del hogar) para mejorar su conservación en el tiempo y que puedas lucirlas el máximo de años posible. Estos productos podrían dañar el brillo e integridad de las joyas y sus piedras. 

  • Evita llevar tus joyas cuando vayas a la playa, piscina, spa o balneario.

Es importante que evites los baños en la playa, la piscina, spa o balneario con tus joyas puestas ya que componentes como la sal y el cloro (especialmente los que utilizan en spas y balnearios) deterioran seriamente los metales eliminando el brillo de las joyas y dañando los baños de oro o rodio que puedan tener. Además, muchas de nuestras joyas están hechas con cuero, caucho o cordón y estos materiales son particularmente sensibles al cloro y al salitre, pudiendo provocar que se agrieten o decoloren.

  • Si vas a hacer deporte o alguna actividad que te haga sudar, mejor deja tus joyas en casa.

El Ph de nuestra piel, aunque es diferente dependiendo de cada persona, es ácido en mayor o menor medida y ello propicia cierta oxidación en las joyas de plata de ley haciendo que se oscurezcan y pierdan su brillo y apariencia original. 

  • Limpia tus joyas de forma periódica.

Para conservar de forma óptima tus joyas de plata te recomendamos que periódicamente las limpies de la siguiente forma: utiliza agua tibia con una gota de jabón neutro y frota la pieza de forma delicada con un cepillo de cerdas muy suaves para que no rayen el metal. También puedes utilizar gamuzas o productos para limpiar plata, pero siempre siguiendo las instrucciones de uso y no abusando de ellos. 

¡Esperamos que estos consejos sobre el cuidado de las joyas te hayan sido de ayuda y te permitan lucir tus joyas durante muchos años!

Home

Ajustes

Menú

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse